Cinco razones por qué las anécdotas NO se consideran evidencia que una pseudoterapia funcione.


La danza de la lluvia de los indios funciona siempre porque ellos no paran de bailar hasta que finalmente llueve.

Una de las características del ser humano es que genera creencias de todo tipo y está predispuesto a defenderlas Cuando una persona se aferra a sus creencias a pesar que conoce la evidencia en contra cae en el negacionismo. Consiste en cegarse voluntariamente a aceptar los hechos o a usar la razón.

Cuando luego de una adecuada investigación, uno informa a las personas que su terapia alternativa favorita, básicamente no funciona, las reacciones son negacionistas. Que no puede ser falso con tantas historias que demuestran su eficacia. Que a mí me funcionó y a mi papá también. Es que hay muchos testimonios como para no creer.

Testimonios como este:

Annabel Croft, presentadora de televisión

Yo uso la homeopatía para tratar todo, desde los primeros signos de la tos y los resfriados a las lesiones deportivas, para mí y para mi familia. La homeopatía forma parte de mi vida, visito a mi homeópata cada pocos meses y utilizo toda una serie de remedios. La homeopatía ha hecho maravillas para mí y no puedo negar su efectividad.

Fuente: http://www.homeopatia.net/testimonios-sobre-homeopatia/

¿Por qué afirmo que ni los testimonios ni las anécdotas pueden considerarse evidencia en Medicina de que algo funcione realmente?

Hay cinco razones principales por la que las anécdotas no son evidencia, vamos una por una.

Razón 1. Las anécdotas pueden ser falsas o manipuladas.

La primera señal que una terapia alternativa probablemente no funciona, es si basa su publicidad en testimonios de eficacia. Ninguna organización o comité científico que apruebe terapias en salud se puede dejar convencer por pruebas anecdóticas. Me recuerda el caso de una estudiante de medicina que luego de fallar todas sus pruebas pretendía que se le ayudara en base a una lista de firmas de amigos: “porque era responsable y esforzada”.

Una empresa que comercia productos alternativos puede solicitar opiniones a cambio de descuentos y de esta forma el encuestado tratará de dar una opinión positiva para hacerse merecedor de la regalía. Una compañía puede solicitar testimonios sólo a las personas que parecen haberse beneficiado de sus terapias, no así aquellos que no reportaron beneficiarse. Además pueden editarse frases o párrafos para hacer parecer más maravillosa la terapia de lo que es.

Finalmente escribir testimonios es fácil, cualquiera con una mediana imaginación puede realizarlo. Pero documentar que son ciertos, con dictámenes médicos, o copias de las pruebas laboratorios o de imagen certificadas antes y después. Eso es más difícil de falsificar. Por eso cuando un médico reporta un caso interesante en una revista de calidad, debe respaldarlo con copias de los estudios o indicar dónde pueden consultarse.

Si uno acepta los testimonios como evidencia suficiente de que algo es real, debe aceptar que es verdadera también la existencia del Yeti, el monstruo del Lago Ness, Pie Grande, los reptilianos, el hombre lobo y los elfos. Perdón, es que hay muchos testimonios y de gente seria.

Razón 2. Las anécdotas no prueban una relación de causalidad.

El ser humano es confabulador por naturaleza, siempre está haciendo teorías acerca de cómo y porqué funcionan las cosas. En esa tendencia instintiva se enmarca tanto el origen de nuestro pensamiento supersticioso, como su evolución posterior a la explicación racional.

La falacia de falsa causalidad (post hoc ergo propter hoc) se expresa así: el acontecimiento A sucedió antes que el acontecimiento B, por lo tanto A debe haber causado B. Muchas veces es una presunción verdadera, pero algunas veces es la base de superstición y pensamiento mágico.

Ejemplo de una relación causal verdadera: si aplico calor al hielo, este se derrite más rápido, entonces el calor hace que el hielo se derrita. Ejemplo de una relación causal falsa: antes que amanezca el gallo canta, por lo tanto el canto del gallo hace que amanezca.

Para que una relación sea causal también debe ser posible física o biológicamente hablando. Por ejemplo si me presiono todos los días la uña de mi dedo gordo del pie derecho, y luego mejoro del asma, no me da derecho a razonar a que esto fue lo que me mejoró del asma porque biológicamente no tiene sentido.

Razón 3. La curación puede haberse producido espontáneamente.

Las enfermedades que son auto limitadas son aquellas que suelen curarse espontáneamente. Como ejemplo la gripe dura entre 3 a 7 días, el dengue entre 5 a 8 días, y la Hepatitis A menos de dos semanas Todas ellas se curarán sin tratamiento específico, y los medicamentos sólo atenuarán ciertos síntomas.

Existen también los tumores que involucionan espontáneamente. Este fenómeno natural ha sido observado hace cientos de años. Es más común en los tumores embrionarios en niños, en cáncer de mama, neuroblastomas, sarcomas, adenocarcinomas de riñón. Está involucrado algún tipo de estimulación inmune y puede ser desencadenada por ejemplo por una infección.

La involución o cura espontánea de un cáncer ocurre en aproximadamente 1 en 100 000 casos y por lo tanto es un suceso muy raro pero no imposible. Si esa persona está tomando coincidentemente terapia alternativa entonces se podría publicar como un caso de cura “debido” a dicha terapia.

Tristemente muchos pacientes morirán si abandonan los verdaderos tratamientos oncológicos, buscando tener la suerte que tuvo aquel paciente que fue “curado” con los pseudo- tratamientos.

Razón 4. Las curaciones pueden ser explicadas por efecto placebo.

Un placebo (en latín significa complaceré) es una sustancia o tratamiento sin efecto terapéutico activo. Pueden ser pastillas de azúcar, un líquido inerte como el agua o suero fisiológico o incluso una “cirugía falsa”.

El placebo es valioso porque es la base de la investigación médica de nuevos fármacos o procedimientos. Elimina el componente de expectación de mejoría de una terapia, un efecto psico- biológico: el llamado efecto placebo.

Cuando se genera una expectación o sugestión de mejoría se produce una influencia de áreas cerebrales corticales como el área prefrontal y de área anterior del cíngulo a otras áreas del cerebro. Es lo que se conoce como regulación de arriba abajo, y es lo que explica por ejemplo el efecto de la hipnosis y otras terapias mente cuerpo.

Si bien es cierto un placebo no va a reducir las cifras de presión o del colesterol, si tiene influencia en el dolor, las náuseas, la sensación de vigor, la ansiedad, la depresión. En estudios sobre colon irritable incluso a pacientes que se les dijo que era placebo pero con él se iban a aliviar, mostraron mejoría con respecto a los que se les dio placebo sin sugestión.

Razón 5. Las anécdotas no revelan si hay una diferencia estadística.

Supongamos que se te pidiera invertir una cantidad de dinero en una acción que si bien puedes perder todo puedes también ganar mucho. ¿Cuál va a ser tu primera pregunta? Claro, la probabilidad de ganar. Digamos que sea de un 1%. ¿Invertirías en la acción? Depende del costo y del premio potencial.

Por eso la promoción de la lotería nacional no se basa en testimonios de los ganadores. Es que sabemos que van a existir, pero lo importante para atraer compradores es que tú puedes ser ganador. Lo mismo ocurre con las pseudo-terapias: va a existir una proporción de “curados”, la pregunta es ¿Cuál es la probabilidad con o sin la terapia? Para responder esto se requiere un estudio clínico controlado con placebo.

Pero no sólo la probabilidad sino el tamaño del efecto son importantes. Puedo llenar una página con testimonios de personas con más de 30 años de fumar que NO han desarrollado cáncer de pulmón. Sólo un 25% aproximadamente de fumadores lo tendrán. Una mayoría es decir un 75% no desarrollará cáncer de pulmón, pero ¿quién quiere correr ese riesgo?

Es un riesgo que los fumadores subestiman, pero es un hecho que un 90% de los que tiene cáncer de pulmón han sido fumadores. Por eso es importante conocer los riesgos y la magnitud de los efectos.

Conclusión

  • Las anécdotas o testimonios NO son prueba que una terapia funcione.
  • Las razones son:
    • Las anécdotas pueden ser falsas o manipuladas.
    • No prueban una relación de causalidad.
    • La curación puede haberse producido espontáneamente.
    • La curación puede haberse producido por efecto placebo.
    • Las anécdotas no revelan si hay una diferencia estadística.
  • Aun siendo cierto que la medicina convencional tiene vacíos de evidencia, es la forma más racional y con mayor probabilidad de éxito de tratar las enfermedades

Bibliografía

http://www.homeopatia.net/testimonios-sobre-homeopatia/

http://salud.fdctimes.com/esp-conditions-treatments/esp-medical-conditions/1008124960.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Placebo

https://en.wikipedia.org/wiki/Post_hoc_ergo_propter_hoc

https://www.project-syndicate.org/commentary/ted-j–kaptchuk-and-john-m–kelleythe-power-and-limitations-of-the-placebo-effect/spanish

http://www.scoop.it/t/escepticismo/p/4023220936/2014/06/19/algunas-senales-de-alarma-para-detectar-pseudociencias-y-falsas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *