Conozca las flores que un melancólico soñador usó para tratar espíritus enfermos (Bach)

Confieso que algún momento de mi vida pensé que la medicina convencional, al no producir mejoría en todos los pacientes, requería ser complementada con otras formas de curación, más “naturales” y con ausencia de efectos secundarios. Una medicina holística a través de un abordaje integral.

Pero entre más estudio las “medicinas alternativas” me doy cuenta que las terapias que no tienen efectos secundarios, tampoco tienen efectos primarios. Es decir no hacen nada por sí mismas, dependen de la expectativa de mejoría (placebo) y el efecto terapéutico de sentirse escuchado y comprendido.

Las flores de Bach se han propuesto como una solución natural a problemas emocionales o diferentes rasgos de personalidad que se consideran desadaptativos o indeseables, los cuales pueden ser el origen a su vez de trastornos físicos.

¿Qué son los las Flores de Bach?

Es la denominación genérica de un conjunto de preparados a partir de la cocción o maceración en agua de flores maduras de diferentes especies. Su creador fue un médico homeópata inglés, Edward Bach (1886-1936), que decidió nombrar dichos remedios con su apellido.

Sus preparados los realizó ya sea exponiendo las flores varias horas al sol o por un cocimiento de las mismas. De dicho extracto se llena una botella hasta la mitad y el resto se completa con brandy (50:50), a lo que llamó tintura madre. Actualmente se les llama esencias florales tinturas o infusiones madre.

El método de preparación final es el siguiente:

  • En un frasco de vidrio de 30 mililitros (con gotero) se colocan aproximadamente 5 a 10 ml. de Brandy o Cognac.
  • Se llena el frasco con agua mineral de la mejor pureza obtenible.
  • Se le agregan 2 gotas de cada concentrado de las flores que se necesiten preparar.
  • Se agita levemente y el remedio está listo para tomarse.

Luego de aplicar las diluciones se calcula que la tintura madre se diluye cada gota en 144 partes de solución hidro- alcohólica, por lo que no queda aroma ni color ni olor de la flor original. NO es fitoterapia porque no se prescriben concentraciones apreciables de compuestos derivados de la flor. NO es aromaterapia porque no hay olor de flores.

El Dr. Bach utilizó especies florales de la región de Gales e Inglaterra, y por métodos basados en su intuición y su percepción de las propiedades de las flores, determinó que 38 de estos preparados tenían potencial terapéutico. Se muestran en la tabla a continuación.

Tabla 1. Los 38 preparados de flores de Bach

Flor usada en el remedio

Aplicaciones

Agrimony:
Agrimonia
Oculta emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. Evita discusiones y busca armonía. Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental. Busca ser aceptado. Si se enferma bromea al respecto.
Aspen:
Álamo temblón
Miedo a lo sobrenatural, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan, y a la muerte. Presagios. Temor vago e inexplicable. Agorafobia, claustrofobia.
Beech:
Haya
Tiende a ser intolerante y a criticar despiadadamente. Juzga sin sensibilidad ni comprensión. Arrincona. No soporta las ideas y costumbres diferentes a las suyas. Es arrogante.
Centaury:
Centáurea
No puede decir no. Reacciona exageradamente a los deseos de los demás, buscando complacerlos. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. Su predisposición a servir es explotada. Se presta al dominio y el abuso de otros. Su voluntad es débil.
Cerato:
Ceratostigma
Busca la aprobación y el consejo de los demás, pues no confía en su juicio, intuición, ni en sus decisiones y opiniones. Sus convicciones no son firmes. Cambia fácilmente de opinión. Es indeciso.
Cherry plum:
Cerasífera
Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables.
Chestnut bud:
Brote de castaño
Repite sus errores, porque no reflexiona sobre ellos ni aprende de sus experiencias. Reincide. No escarmienta.
Chicory:
Achicoria
Sobreprotege a sus seres queridos y los domina mediante una manipulación excesiva. Considera saber más que sus dependientes. Tiene una personalidad posesiva y egoísta. Se inmiscuye en los asuntos de los demás continuamente. Espera la devoción de los que sobreprotege y cuando no la obtiene se siente víctima. Después los persigue, criticando.
Clematis:
Clemátide
Soñador que evade la realidad. Su pensamiento. Difícilmente está en el aquí y el ahora. Distraído, presta poca atención a lo que sucede a su alrededor. Vive en un mundo de fantasía, como un mecanismo de escape a su infelicidad.
Crab apple:
Manzano silvestre
Flor de la limpieza para quién tiene la sensación de estar sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.
Elm:
Olmo
Abrumado por sus responsabilidades. Piensa que no es capaz de cumplirlas.
Gentian:
Genciana de campo
Pesimismo. Depresión por causas conocidas. Escepticismo. Control débil ante la frustración.
Gorse:
Aulaga
Desesperado. Sin ninguna esperanza. Siente que ya no tiene caso nada.
Heather:
Brezo
Ensimismado. Centrado en sí mismo. Necesita público que lo escuche. Habla excesivamente, pero no escucha.
Holly:
Acebo
Celos, desconfianza, envidia, odio y rencor. Carece de compasión. Para quienes necesitan amor.
Honeysuckle:
Madreselva
No vive el presente. Nostalgia. Añoranza del pasado y los buenos tiempos.
Hornbeam:
Hojarazo o Carpe
Agotamiento mental por hastío.
Impatiens:
Impaciencia
Soledad de quien no puede estar acompañado porque marcha de prisa. Impaciencia. Irritabilidad.
Larch:
Alerce
Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.
Mimulus:
Mímulo
Miedo a lo conocido. A situaciones concretas, definibles. Timidez.
Mustard:
Mostaza
Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.
Oak:
Roble
Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.
Olive:
Olivo
Agotamiento total, físico y/o mental.
Pine:
Pino
Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche.
Red chestnut:
Castaño rojo
Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.
Rock rose:
Heliantemo o Jarilla
Pánico y terror paralizante. Estados de angustia agudos. Pesadillas.
Rock water:
Agua de roca
Perfeccionismo. Severidad. Rigidez consigo mismo.
Scleranthus:
Scleranthus
Indecisión entre dos extremos opuestos.
Star of Bethlehem:
Leche de gallina
Secuelas de traumatismos físicos y mentales.
Sweet chestnut:
Castaño dulce
Desesperación profunda. Sienten que han llegado al límite del sufrimiento.
Vervain:
Verbena
Fanatismo. No comparte la carga. Fortaleza.
Vine:
Vid
Avidez por el poder. Dominador. “Pequeño tirano”.
Walnut:
Nogal
Indecisión para iniciar etapas nuevas o manejar situaciones difíciles.
Water violet:
Violeta de agua
Soledad de los orgullosos. Distanciamiento por sentimiento de superioridad.
White chestnut:
Castaño de Indias
Rumiación torturante de ideas. Diálogos internos
Wild oat:
Avena silvestre
Falta de metas. Descontento e incertidumbre por desconocer la misión en la vida.
Wild Rose:
Rosa silvestre o Escaramujo
Desinterés, apatía, resignación, capitulación. Falta de motivación.
Willow:
Sauce
Se siente víctima del destino. Resentimientos.

Fuente: http://www.bachflower.com/las-flores-de-bach/


AH! Sí: la Genciana del campo

¿Cómo “descubrió” Bach estos tratamientos?

Los remedios florales de Bach fueron obtenidos por intuición basados ​​en sus conexiones psíquicas percibidas con las plantas. Por ejemplo, si sentía una emoción negativa, tendía la mano sobre diferentes plantas y, si aliviaba la emoción, atribuiría el poder de curar ese problema emocional a esa planta.

Él creyó que la luz del sol de la mañana que pasaba a través de las gotas de rocío en los pétalos de la flor transfería el poder curativo de la flor sobre el agua, así que recogió las gotas de rocío de las plantas y mezcló el rocío con igual cantidad de brandy para producir una tintura madre que se diluiría más antes de su uso.

Más tarde, descubrió que la cantidad de rocío que podía recolectar no era suficiente, por lo que suspendería las flores en el agua de manantial y permitiría que los rayos del sol pasaran a través de ellas. Es lo que se conoce como método solar.

Mientras que él reconoció el papel de la teoría del germen de la enfermedad, de los órganos y / o del tejido defectuosos, y de otras fuentes sabidas y demostrables de la enfermedad, Bach se preguntaba cómo la exposición a un patógeno podría hacer a una persona enferma, mientras que otra no fuera afectada.

Él postuló que la enfermedad era el resultado de un conflicto entre los propósitos del alma y las acciones y las perspectivas de la personalidad. Los remedios de Bach se centran en el tratamiento de la personalidad del paciente, que él cree que es la última causa raíz de la enfermedad.

Bach elaboró entre 1928 – 1932 sus primeras doce esencias a las que llamó Doce curadores. Luego descubrió siete remedios más que les denominó ayudantes, las cuales se utilizaban cuando los curadores no daban buenos resultados. Todos estos fueron elaborados con el método solar.

Hacia 1935 comenzó el desarrollo de un nuevo ciclo de 19 remedios preparados mediante un proceso diferente, el método del hervor.

Así las florecillas fueron escogidas por el Dr. Bach mientras se paseaba por los campos de Gales por el método de la “intuición” o la sensación que “le cambiaba el ánimo”, aunque es posible que estuviera influenciado por el nombre científico de las plantas. Por ejemplo la Impatiens glandulifera fue bautizada así por Linneo debido a que esta planta dispara sus semillas, en lugar de esperar a que caigan solas o por acción del viento como lo hace la mayoría.

Así que Bach decidió que la Impatiens glandulifera curaría ¿ya lo adivinaron?, sí la impaciencia

Son hermosas sí, pero sin propiedades vibracionales mágicas

Usos propuestos para las flores de Bach.

De acuerdo a una página de herbolaria (verdelive) sus usos son los siguientes

  • Mentales y emocionales: son las más conocidas, y donde mejores resultados se obtienen.
  • Físicas: se pueden tratar predisposiciones mentales y emocionales de alguna enfermedad con las flores de Bach. Se ha propuesto su uso para adelgazar.
  • En mujeres: Las flores de Bach se utilizan tratando los síntomas emocionales propios de la pubertad, el embarazo, el parto, la lactancia y la menopausia.
  • En bebés y niños: Las flores de Bach sirven para la adaptación al nuevo ambiente del recién nacido, para niño en desarrollo o con problemas de aprendizaje.
  • En animales: cuando se encuentran en situaciones estresantes como cambios de ambiente, cambio de amos, llegada de niños al hogar donde viven.
  • En plantas: para tratar plagas y algunas enfermedades de las plantas.

Forma de tomar las flores.

Existen diferentes formas de tomar las flores de Bach, siendo los métodos más recomendados la toma de las gotas de un frasco de mezcla o el método del vaso de agua.

1. Del frasco de mezcla. (Aconsejable para los tratamientos a largo plazo)

Dosis: Tomar 4 gotas 4 veces al día, debajo de la lengua. En caso de que el paciente no pueda ingerir el remedio, aplicar unas gotas en los labios o la frente. A los bebés se les puede aplicar las gotas sobre las muñecas o echarlas en su agua de baño y a los niños pequeños se les pueden añadir las gotas a su bebida.

2. Del vaso de agua. (Aconsejable para tratar los estados de ánimo negativos temporales).

Dosis: echar de 1 a 3 gotas de las esencias elegidas en un vaso de agua mineral. Mantener tapado y beber a sorbos a lo largo de día (para el remedio de rescate se echarán 4 gotas). Diariamente se preparará un vaso de mezcla nuevo, hasta que el estado de ánimo negativo haya desaparecido.

3. Del frasco de concentrado. (Para casos urgentes)

Este método sólo debería usarse si se trata de una urgencia y no hay ningún líquido disponible, ya que las flores de Bach necesitan diluirse en un líquido para tener un efecto más permanente. La dosis a tomar son 2 gotas debajo de la lengua, las veces que hagan falta.

4. En el agua del baño. (Opcional)

Este método sólo se debería usar como tratamiento complementario a la administración oral de las esencias florales. Echar 5 gotas de cada esencia elegida en una bañera con agua tibia, sumergir el cuerpo durante varios minutos y secarse a toquecitos (sin frotar).

La duración del tratamiento varía de paciente a paciente. Para casos agudos basta unos pocos días, mientras que en los estado crónicos desde algunos meses hasta año y medio

¿Podrían funcionar las flores de Bach?

Aunque la mayoría de las personas con educación en ciencia pueden adelantar una respuesta a esta pregunta, lo diremos de todas formas y es un rotundo NO. Carece de un fundamento teórico sólido o verificable, es digamos una fantasía floral del melancólico Dr. Bach.

Recordemos que la homeopatía tiene una base filosófica de principio de similar cura lo similar y que las diluciones potencian los efectos de los principios activos, lo cual es totalmente falso, pero coherente como doctrina. Por el contrario la farmacopea del Dr. Bach es un invento único e irrepetible.

Si bien es reconocido que los conflictos emocionales pueden ser el origen de síntomas físicos, y una actitud positiva puede favorecer la salud, la mayoría de enfermedades tienen una causa ambiental y/o genética. No es un “bloqueo de energía” debido a un conflicto “entre los propósitos del alma y la personalidad o las acciones”.

Para la asignación de cada flor a un conflicto o rasgo de personalidad no usó datos producto de observaciones o experimentos, sino que se basó en: presentimientos, perspicacia, corazonadas, pálpitos o como quiera usted llamarle a su intuición personal.

Evidencia de Eficacia de fuentes confiables

Se hizo búsqueda de fuentes primarias de información según la jerarquía acostumbrada revisiones Cochrane, metanálisis, revisiones sistemáticas y finalmente ensayos clínicos. No existen revisiones Cochrane ni metanálisis publicadas acerca de terapia con Flores de Bach, pero revisiones sistemáticas.

REVISIONES SISTEMÁTICAS:

– Bach flower remedies: a systematic review of randomised clinical trials (2010)

Se realizaron búsquedas en cinco bases de datos electrónicas sin restricciones de tiempo ni de idioma. Se incluyeron todos los ensayos clínicos aleatorios de remedios florales. Se localizaron siete estudios de este tipo. Todos excepto uno fueron controlados con placebo. Todos los ensayos controlados con placebo no demostraron eficacia. Se concluye que los ensayos clínicos más confiables no muestran diferencias entre los remedios florales y los placebos.

– Bach Flower Remedies for psychological problems and pain: a systematic review (2009)

La mayor parte de la evidencia disponible con respecto a la eficacia y seguridad de las Flores de Bach tiene un alto riesgo de sesgo. Basados ​​en los eventos adversos reportados en estos seis ensayos, las Flores de Bach son probablemente seguras. Existen pocos ensayos prospectivos controlados de esta terapia para problemas psicológicos y dolor. El análisis de los cuatro ensayos controlados para la ansiedad y el déficit atencional indica que no hay evidencia de beneficio en comparación con una intervención con placebo.

Conclusiones.

  • Los remedios Florales de Bach son soluciones hidroalcóholicas impregnadas con algunas moléculas derivadas de flores específicas.
  • Son resultado de la intuición soñadora de un médico mientras paseaba por los floridos campos de Gales rumiando sus propios sentimientos, deseos e inseguridades.
  • Se trata de un hermoso placebo que ha pasado de generación en generación gracias a los testimonios de los miedos, tristezas y preocupaciones curadas aplicando 4 gotas de agua 4 veces al día debajo de la lengua.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Flores_de_Bach

https://en.wikipedia.org/wiki/Edward_Bach
http://www.bachflower.com/las-flores-de-bach/

http://www.institutobach.com.ar/floresdebach/prepararfloresbach.htm

http://www.verdelive.com/noticias/flores-de-bach-usos/

https://mitosyfraudes.wordpress.com/2014/11/13/flores-de-bach-porque-la-homeopatia-no-era-suficientemente-ridicula/

Ernst E, Bach flower remedies: a systematic review of randomised clinical trials. Swiss Med Wkly. 2010 Aug 24;140:w13079. doi: 10.4414/smw.2010.13079.

Thaler K, Kaminski A, Chapman A, Langley T, Gartlehener G. Bach Flower Remedies for psychological problems and pain: a systematic review. BMC Complementary and Alternative Medicine 2009, 9:16 doi:10.1186/1472-6882-9-16

Los comentarios están cerrados.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: