El hongo ruso y las pseudociencias

Tenía en aquel entonces unos diez años, cuando mi madre llegó a casa con un frasco conteniendo un líquido ámbar en cuya superficie flotaba una masa de apariencia gelatinosa y nos presentó lo que ella llamaba “hongo ruso”.

El cual según mi madre era capaz de combatir diversas enfermedades, cáncer incluido y promover la salud en general. Según nos dijo propiedades derivadas de que ese hongo “nunca muere”.

A pesar de la repulsión inicial y dando el ejemplo mis padres, fuimos obligados a tomar pequeñas porciones de ese líquido a diario. La verdad no recuerdo bien a qué sabía dicho té.

Mi madre “alimentaba” el hongo con agua azucarada, y yo intermitentemente vigilaba la estructura, nunca la vi moverse, ni sabía cómo podía estar vivo. A las pocas semanas, el hongo murió. Mi hermano y yo celebramos en secreto.

Es hasta ahora que sé que dicha bebida se llama Kombucha. Es de origen chino, no ruso (aunque fue muy popular en el imperio ruso en el siglo XIX), y no es un hongo sino una colonia de diferentes bacterias y hongos.

Conociendo los informes de contaminación de la Kombucha con otros hongos y bacterias patógenos, y los reportes de hepatotoxicidad me parece que todos en la casa tuvimos más bien suerte.

¿Qué lleva a las personas a creer todo lo que les dicen?

Fácil de responder: la credulidad es un rasgo biológico innato. Avanzarán las civilizaciones, pasarán siglos y continuarán las creencias supersticiosas ya que dan la ilusión de control en un mundo incierto.

Estamos predispuestos por la evolución biológica a creer. La supervivencia favoreció a los mamíferos que al oír ruidos o ver unas marcas en el suelo pensaban antes que nada en depredadores. Estos ancestros eran muy buenos para reconocer patrones y atribuirles un agente causal.

Mientras los neandertales enterraban a su congénere escéptico (el que no creía que eran realmente lobos aquellos ruidos), hace 200 mil años en la Cueva Shanidar, dejaron una capa de polen de flores, muestra de un ritual asociado a la creencia en el “más allá”. Del mito se pasó a la religión, luego al conocimiento empírico y finalmente a la ciencia.

¿Qué es un escéptico? Aquel que cuestiona la validez de una aseveración particular al solicitar evidencia para aprobarla o rechazarla

¿Qué es la ciencia?

Es una iniciativa sistemática que genera y organiza el conocimiento en la forma de explicaciones comprobables y predicciones sobre hechos reales. Puedes leer más de ciencia aquí.

Para ser considerado científico un estudio debe aplicar un método de investigación con los conocidos pasos: observación, inducción, hipótesis, experimentación, demostración o refutación de hipótesis y finalmente la formulación de una teoría o modelo. Esto se conoce como método científico.

En la vida real, por ejemplo las ciencias humanas y sociales estudian fenómenos que no siempre se pueden controlar artificialmente, por lo que no todos los conocimientos “científicos” involucran experimentación. En estas áreas se usan herramientas racionales que podríamos caracterizar como pensamiento crítico. Mira esto.

Hay cerca de 6 millones de artículos publicados en cerca de 100,000 revistas científicas cada año. Prácticamente cada campo de conocimiento ha tenido un crecimiento exponencial. Aunque vivimos en la “era de la ciencia” las creencias no científicas y pseudo científicas siguen siendo populares. Hasta un 50% de los norteamericanos por ejemplo cree en la astrología.

 

¿Qué es la pseudociencia?

El término proviene de la raíz griega pseudo que significa falso, y la palabra latina scientia que significa conocimiento.

Consiste en una serie de creencias, prácticas y postulados presentados como basadas en la ciencia pero que no son justificables por el método científico. Formula declaraciones que son contradictorias, exageradas y no corroborables.

Su “evidencia” se basa en sesgo de confirmación, anécdotas y no en experimentos reproducibles o verificados por otros investigadores. Hay poca o nula disposición por parte de sus seguidores a aceptar evaluaciones externas de expertos y ausencia de procedimientos para el desarrollo de teorías.

¿Ciencia o Pseudociencia?

CaracterísticaCiencia
Pseudociencia
Pretensión de ser ciencia
Modelo o teoríaCambia según la evidencia
Coherente con otros modelos “comprobados”
Sin variar desde su origen.
No se exige coherencia con otros modelos
Tipo de evidenciaEstudios o experimentos controlados. Razonamiento lógico.Series de casos, anécdotas, estudios de mala calidad o conocimiento por revelación.
Apertura a la verificaciónSe estimula la verificación independiente.Se estimula la verificación independiente.
Expertos o AutoridadAlto grado de educación formal. Requieren múltiples publicaciones en revistas de alta calidadAlto grado de educación formal. Requieren múltiples publicaciones en revistas de alta calidad
Predicción de eventos futurosAlta precisiónBaja precisión
PopularidadMediaAlta
Probabilidad de verdadAlta Baja

Conclusiones.

La creencia en propiedades terapéuticas del té Kombucha está basada en poco más que especulación, la búsqueda en fuentes primarias arroja “0” estudios clínicos aleatorizados con el término “Kombucha”. La mayoría de estudios rusos fueron a principios de siglo XIX con débil metodología. Aunque pudiera tener propiedades antimicrobianas y/o estimular el sistema inmunológico no se considera una formulación segura de probiótico.

Entonces a menos que se presente evidencia de calidad que lo demuestre, su uso medicinal debería considerarse una práctica pseudocientífica.

Todos tenemos derecho a creer cosas falsas o irracionales mientras no produzcan conductas maladaptativas o consecuencias perjudiciales para sí mismo o la sociedad. Así por ejemplo no vamos a abolir las películas de Santa Claus ni la Biblia.

La pregunta que nos debemos hacer es : ¿sostener creencias falsas o ideas delirantes vale la pena?. ¿A quiénes favorece la existencia de dogmas? ¿Quién se beneficia de vender ilusiones, sueños de salud o riqueza? ¿Se debe permitir el engaño -deliberado o no- de los ingenuos, sólo porque no es ilegal?

No sé todas las respuestas. Me gustaría saber su opinión aunque sea opuesta a la mía. Los invito suscribirse a este blog y acompañarme en la búsqueda de más ASEVERACIONES INFUNDADAS.

 

Los comentarios están cerrados.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑