Medicina germánica y la biodescodificación: las ideas más peligrosas en el universo de lo alternativo

Al menos desde el año 2015 se han presentado a impartir talleres en nuestro país instructores de lo que se ha denominado Nueva Medicina, entre ellos el Sr José Francisco Tamayo y el Sr Eduardo Castellanos. El objetivo ha sido capacitar a nuestros colegas médicos en lo que ellos llaman un nuevo paradigma.

A los estudiantes de esta Nueva Medicina, les lleva meses asimilar todo un nuevo vocabulario, una nueva interpretación de las enfermedades y sus causas ocultas (generalmente traumas o conflictos internos); según las leyes biológicas que dictaminó el Dr. Rike Hamer hace más de 30 años: Die Germanische Neue Medizin

El Dr. Hamer sigue siendo considerado “un mártir” por sus seguidores a pesar de la condena académica y penal de la que fue objeto durante su vida. La versión de sus defensores es: “la inquisidora ciencia oficial lo desacreditó porque tenía el conocimiento y la solución para librarse del cáncer, quitando a las farmaceúticas el lucrativo negocio de la quimioterapia venenosa”.

¿Cómo este personaje logró crear estas teorías habiendo sido educado en la medicina oficial? Para entender cómo llegó a estas originales conclusiones es necesario que se conozca un hecho desventurado en la vida de Hamer, suceso que cambiaría su trayectoria y la de muchos de sus pacientes también.

Tragedia y epifanía del Dr. Hamer

Rike Geerd Hamer fue (murió el 2 de julio de 2017 a los 82 años de edad) un médico alemán creador de una compleja teoría sobre la patogénesis que él llamó Nueva Medicina Germánica, y que se ha difundido a lo largo de los años por Europa y América.

Mientras trabajaba en Roma, en agosto de 1978, le comunicaron al Dr. Hamer, que su hijo Dirk de 19 años había sido baleado, bajo circunstancias poco claras, mientras se encontraba en un barco cerca de la isla de Córcega. A pesar que fue llevado con vida a Alemania, fallecería cuatro meses después.

Esta pérdida afectaría profundamente a la familia Hamer. Cuatro meses después de la muerte de su hijo, él se auto diagnosticaría un cáncer testicular. Su esposa la Dra. Sigrid Oldenburg- Hamer tendría varios tumores malignos hasta fallecer en 1985.

Hamer dedujo entonces que debía existir una relación entre el duelo por la pérdida de su hijo y el cáncer de ambos. Investigó las historias clínicas de “miles” de pacientes con cáncer encontrando en la mayoría de ellos un suceso traumático emocionalmente o “choque conflictivo”.

Analizando cientos de imágenes de TAC cerebral determinó que dicho “choque” provoca una imagen en anillo concéntrico en áreas específicas del cerebro, que – según dedujo— correspondían a un órgano del cuerpo. Es decir el conflicto emocional produce cambios en las neuronas que a su vez influyen en el desarrollo de enfermedades en el cuerpo.

El Dr. Hamer llamó a este foco de alteración cerebral el DHS o Dirk Hamer Syndrome. Sobre esta base creó su sistema de indagación de las causas de las enfermedades y el tratamiento. Veámoslo con un ejemplo obtenido de una página de la Nueva Medicina Germánica

Principios de la Nueva Medicina Germánica (NMG).

ATENCIÓN: Le recomiendo encarecidamente completar la lectura de los principios de este sistema, sólo así -si usted tiene conocimientos de medicina- apreciará las ideas delirantes y la fantasía delusional que embargó a este médico.

La enfermedad, o programa biológicamente significativo de la naturaleza, (como prefiere llamarle el Dr. Hamer), se divide en cinco eventos biológicos susceptibles de ser observados y cuantificados o medidos, y que forman parte de un sistema que permite predecir eventos y calcular el desarrollo de las enfermedades.

Primera Ley (Regla de Hierro).

Las enfermedades graves se originan de un evento de choque que es experimentado por el individuo como muy difícil, dramático y aislante. El contenido del conflicto psicológico del choque determina la localización de un foco de actividad en el cerebro que puede verse en una tomografía computarizada como un conjunto de anillos concéntricos denominados “focos Hamer”, que corresponden a la localización de la enfermedad en el cerebro.

Segunda Ley (Dos fases de la enfermedad).

Un paciente que no ha resuelto su conflicto se encuentra en la primera fase de conflicto activo, donde predomina el sistema nervioso simpático y que se manifiesta como una “enfermedad fría” acompañada de piel fría y extremidades, estrés, pérdida de peso y trastornos del sueño.

Si logran resolver el conflicto, entran en una segunda fase de curación post-resolución, en la que predomina el sistema nervioso parasimpático, comúnmente diagnosticado como una enfermedad separada “cálida” (reumática, infecciosa, alérgica, etc.). Esta segunda fase es la que por lo general conlleva más riesgos, y una curación completa sólo llega a su finalización.

Tercera Ley (Sistema ontogenético de enfermedades):

Hamer propone que la progresión de la enfermedad es controlada principalmente por el cerebro, ya sea por el “cerebro viejo” (tronco cerebral y cerebelo) o el “cerebro nuevo” (cerebro). El cerebro antiguo controla procesos más primitivos, relacionados con la supervivencia básica, como respirar, comer y reproducirse, mientras que el nuevo cerebro maneja temas personales y sociales más avanzados, como conflictos territoriales, conflictos de separación y autodevaluación y conflictos de identidad.

Los conflictos que tienen su foco en el tronco cerebral (que controla los tejidos corporales que derivan del endodermo) o el cerebelo (que controla los tejidos que derivan del mesodermo) muestran la multiplicación celular en la fase activa del conflicto y la destrucción de los tumores resultantes en la fase de curación.

Cuarta ley (Sistema ontogenético de microbios):

Los microbios no causan enfermedades pero son utilizados por el cuerpo, coordinados por el cerebro, para optimizar la fase de curación, siempre que los microbios requeridos estén disponibles cuando sea necesario.

Los hongos y las micobacterias actúan sobre tejidos originados en el endodermo, así como sobre algunos de los tejidos originarios del mesodermo. Las bacterias trabajan en todos los tejidos derivados del mesodermo y los virus en los derivados de ectodermo.

Hamer sostiene que estos microbios, en lugar de ser antagónicos al cuerpo, realmente desempeñan un papel necesario en la curación, y que algunas de las intervenciones de la medicina convencional son contraproducentes, al interferir con estos procesos naturales.

La quinta fase (“quinta esencia”):

La fase activa del conflicto y la fase de curación de las enfermedades, descritas anteriormente, constituyen “programas especiales significativos de la naturaleza”, desarrollados durante la evolución de la especie, para permitir a los organismos anular el funcionamiento cotidiano para tratar situaciones de emergencia en particular.

Nunca antes se había propuesto una explicación tan delirante y compleja para el inicio y fin de una enfermedad

Principales hitos en la carrera (criminal) del Dr. Hamer y sus teorías

La refutación de una pseudomedicina y una pseudoterapia no debe basarse en ataques personales, ya que esta forma de argumentar es falaz y se conoce como “ad hominem” (ataque al hombre y no a sus ideas).

Pero en este caso haremos una excepción con el objetivo de demostrar el desarrollo y las consecuencias de la propagación de sus tesis aunadas al rechazo tajante de la medicina oficial, con lo que expuso a pacientes a la muerte por abandono de tratamientos.

  • La Universidad de Tubinga rechazó por unanimidad en 1982 la tesis “Das Hamer Syndrom”
  • Su primera víctima fue su esposa, tratada con la NMG y murió en 1985
  • Inhabilitado de ejercer la medicina en 1986
  • Condenado por seguir trabajando a pesar de su suspensión
  • Condenado 4 meses, ya que un niño tratado por él, con la NMG perdió una pierna.
  • Huyó a Austria donde fue condenado 6 meses de cárcel y 3 años de libertad condicional por difamación.
  • Condenado a 8 meses de prisión, por convencer a unos padres de dejar los tratamientos convencionales, teniendo a su hija muy cerca de la muerte.
  • En Colonia fue condenado a 19 meses de prisión por la muerte de tres enfermos de cáncer.
  • Huye a España.
  • Condenado (en ausencia) en el año 2001 por un tribunal francés, a multa y cárcel por la muerte de tres enfermos de cáncer.
  • En 2007 huye a Noruega justo antes de ser extraditado a Francia para ser juzgado por fraude y ejercicio ilegal de la medicina.
  • En agosto de 2016 murió una joven italiana de 18 años, Eleonora Bottaro, tras haber renunciado a la quimioterapia como tratamiento para una leucemia linfoblástica aguda, por seguir la NMG de Hamer.

¿Hay una correlación entre eventos traumáticos y el desarrollo de cáncer?

Para investigar eso se hizo un estudio de cohorte (seguimiento) a 106 000 mujeres en el Reino Unido, a las cuales se les detectó un total de 1783 casos de cáncer de mama. El reclutamiento para el estudio se realizó principalmente entre el año 2003 y el 2010 y se les dio seguimiento cada 2.5 a 3 años.

Se encontró que un 34% de las mujeres reportaron un estrés frecuente o continuo y un 74% de ellas al menos un evento adverso estresante (e.j. muerte de familiares, divorcio, etc) en los 5 años anteriores. Sin embargo no hubo diferencia estadísticamente significativa entre las que desarrollaron cáncer como las que no lo hicieron tanto en los niveles de estrés percibidos o los efectos traumáticos en su vida.

Por lo tanto no hay evidencia que el cáncer de mama sea resultado de algún evento psicológicamente estresante o traumático. Tampoco es un factor de riesgo reconocido en otros tipos de cáncer. Por lo tanto podemos afirmar que la base conceptual de la teoría de Hamer es falsa o al menos no demostrada.

Evidencia de eficacia

Esta pseudomedicina es producto de la imaginación/intuición de su autor con teorías que aunque sus seguidores consideran dogmas, no son racionales ni científicas, y por supuesto no hay estudios publicados sobre sus índices de curación. No existe el supuesto foco de Hamer, ni existen los programas especiales de significación biológica más allá de la creencia de sus practicantes.

 

 

 

 

 

 

 

Los “focos de Hamer”, claramente son artefactos radiológicos, en la época de TAC de primera generación (1981-1990)

Los “hijos” de la NMG

Las secuelas de la Nueva Medicina Germánica, son variantes o sea nuevas formas de decir lo mismo: las enfermedades son la solución del cuerpo a los conflictos, a la emoción oculta. Por lo tanto la enfermedad ya sea cáncer o diabetes es tú culpa por no haber procesado bien tus emociones

Biodescodificación (o descodificación biológica).

Fue fundada por el francés Claude Sabbah un psicoterapeuta, alumno de Hamer, planteando la teoría de la “Biología Total de los seres vivos. “Encontró” que los traumas antes y durante el embarazo afectan el feto y es la causa por la cual los bebés y los niños pequeños enferman tan seriamente. Entonces, pues seguimos con lo mismo: los pensamientos y las emociones son la causa de todo.

Otro de sus personajes principales es Christian Flèche, enfermero y psicoterapeuta también francés, padre de la “Descodificación Biológica Original”. Insiste en que “cada órgano dañado responde a un sentimiento”. Por cierto en su página oficial tiene una aclaración cuyo propósito es evitar demandas, ya que dice: “No es ningún tratamiento médico, ni hace ningún diagnóstico médico… No es ninguna promesa de sanación definitiva, no es una verdad absoluta, ni una certidumbre como a veces tampoco lo es la medicina”

Eso es curarse en salud, amigos. En este link están los terapeutas reconocidos por Fleche de Costa Rica, para los que les interese ir a que les digan:

Si tu autoestima está baja – que es tu sostén- , se te descalcificarán los huesos, ahora bien, si es por causa del trabajo será el hombro derecho, si es por tu padre el hombro izquierdo.

EN SERIO, HAY GENTE QUE LO CREE.

Bioneuroemoción.

Esta pseudoterapia fue creada por el psicólogo español Enric Corbera en el 2008 cuando se desvinculó de la Biodescodificación. Astutamente creó este término como marca registrada y fundó el autodenominado Enric Corbera Institute.

Propone que la bioneuroemoción es un método para el bienestar emocional que forma parte de un abordaje holístico para las enfermedades. Se nutre para ello de conceptos freudianos, jungianos, eriksonianos, la programación neurolingüística, sofrología, autores metafísicos e ideas del Dr Hamer, por supuesto.

El prólogo de un libro titulado “Este no es el evangelio que quise ofrecerte” describe al Sr Corbera como instructor que siempre tenía a su lado el libro llamado “Un curso de milagros”. Dice: “Es asombroso lo que Enric explica cuando habla del mundo de la ilusión, de la enfermedad, de la muerte, de Dios, de las relaciones especiales, del sacrificio (sostiene que el sacrificio ha sido «incrustado» en nuestras mentes y llega a afirmar que «es la causa de todos nuestros males y enfermedades»)…”

En su página web oficial son sumamente precavidos y no hacen ofrecimientos vinculantes con cura a enfermedades físicas. Pero sólo hay que prestar atención a sus ideas del tipo: “las enfermedades son el mejor argumento del ego para demostrar que Dios no es amor”, “El cuerpo no tiene necesidad de curación. Pero la mente que cree ser un cuerpo, ciertamente está enferma“.

Las personas capacitadas en Bioneuroemoción se denominan “acompañantes”, no juzgan, sino que sirven de guía y espejo en el proceso, para ayudar aplican hipnosis o PLN en el proceso de resolución del conflicto.

Pseudo- psicología usada como pseudo terapia para enfermedades de base física. ¿Debemos permitirlo?

Conclusiones

  1. La NMG pretende ser la solución definitiva. Por eso alienta a abandonar todo tratamiento convencional quimioterapia, radioterapia, cirugías. Obviamente esto es altamente riesgoso e irresponsable considerando que su nicho de mercado son los pacientes con cáncer.
  2. La NMG presenta teorías difíciles de entender y uso engañoso de términos médicos/científicos. De esta forma produce la impresión de tratarse de una especialidad médica, cuando en realidad su punto fuerte es la confusa retórica pseudocientífica que contradice los conocimientos básicos de fisiología y fisiopatología.
  3. Los hijos de la NMG (biodescodificación, bioneuroemoción) no alientan necesariamente a abandonar el tratamiento convencional, pero insisten en culpabilizar al paciente o sus antepasados por cualquier enfermedad, afirmación que contradice la fisiopatología básica que todo aquel que trate un paciente debe conocer.

Bibliografía.

https://en.wikipedia.org/wiki/Ryke_Geerd_Hamer

5 cosas fundamentales que aprendimos de la Nueva Medicina Germánica

https://es.aleteia.org/2016/10/14/es-cierto-que-la-nueva-medicina-germanica-cura-el-cancer/

https://sciencebasedmedicine.org/the-iron-rule-of-cancer-the-new-german-medicine-and-cancer-quackery/

https://nuevamedicinagermanica.wordpress.com/

https://lavenganzadehipatia.wordpress.com/2015/08/14/8/

Schoemaker et al. Psychological stress, adverse life events and breast cancer incidence: a cohort investigation in 106,000 women in theUnited Kingdom Breast Cancer Research (2016) 18:72 DOI 10.1186/s13058-016-0733-1

http://sembrandoinfinitos.es/wp-content/uploads/2015/11/EstenoeselevangelioquequiseofrecerteEnricCorbera.pdf

https://es.aleteia.org/2015/05/19/que-es-la-bioneuroemocion-es-valida-como-terapia/2/

http://www.christianfleche.com/es/index.php

http://customers.hbci.com/~wenonah/new/hamer.htm

Los comentarios están cerrados.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: