Nuevas ideas sobre una milenaria tradición: ¿agujas que curan?

Aunque la acupuntura se practica en China desde hace cerca de 2500 años, y se introdujo hace unos 200 años en los E.U.A., es sólo en los últimos 40 años que se ha investigado científicamente.

En 1997 los Institutos Nacionales en Salud en EUA llevaron a cabo una Conferencia de Consenso para evaluar su eficacia y seguridad concluyendo que había datos prometedores sobre su eficacia en náuseas y vómitos posoperatorios y como terapia complementaria en el tratamiento del dolor.

¿Cómo la inserción en el cuerpo de agujas de menos de 0.5 mm de diámetro puede tener efectos positivos en la salud? ¿Es realmente efectiva la acupuntura?

¿Qué son realmente los puntos de acupuntura?

La Medicina Tradicional China reconoce al menos 360 puntos de acupuntura (acupuntos) e indica que el efecto terapéutico es evocado únicamente con la estimulación de puntos específicos a lo largo de 12 meridianos.

Las agujas insertadas son generalmente de acero inoxidable y con diámetros que van de los 0-45 a 0.12 mm y con cuerpos que van de los 13 mm hasta los 100 mm. Se inserta en la piel y luego se le puede dar una vibración una rotación o pequeños pulsos eléctricos (electroacupuntura).

Aparte de los acupuntos en los meridianos clásicos, se ha estimulado otros lugares constituyendo variantes de la acupuntura tradicional. Según la condición a tratar se ha utilizado: acupuntos auriculares, puntos sensibles, puntos gatillo y tejido perióstico en estructuras óseas.

La mayoría de las líneas de evidencia no apoyan la noción que los acupuntos son “entidades distintivas” demostrables y los meridianos sólo coinciden vagamente con el recorrido de nervios periféricos y vasos sanguíneos. En ausencia de una referencia anatómica o fisiológica identificada hay que aceptar que la posición de los acupuntos tradicionales es fruto de la imaginación humana.

De hecho si se quisiera estimular zonas cutáneas que correspondan a fibras aferentes de neuronas sensoriales específicas habría que cambiar los acupuntos tradicionales y usar preferiblemente estimulación eléctrica.

¿Cómo estudiar la acupuntura con un grupo control?

La acupuntura falsa es una herramienta que permite tener un grupo control en los estudios científicos. Es el equivalente al grupo placebo y es importante para determinar la diferencia real causada por el tratamiento en investigación.

Un método de acupuntura falsa consiste en agujas que en vez de penetrar se retraen sobre su contenedor, pero que produce un contacto en la piel del paciente por lo que este piensa que está recibiendo acupuntura genuina.

Otra versión es la inserción de agujas en puntos al azar y no en acupuntos verdaderos. En esta técnica es importante que el paciente ignore cuáles son los acupuntos correctos, porque si se da cuenta del engaño deja de pertenecer al grupo control.

En el 2009 una revisión sistemática de 38 estudios en que se comparó la eficacia de la acupuntura verdadera comparado con la acupuntura falsa se determinó que no hubo diferencia significativa entre ambas. Resaltan que en especial la inserción de agujas en puntos al azar es tan eficaz como inserción en los acupuntos “verdaderos”.

¿Cómo explicar la respuesta terapéutica de la acupuntura?

El aspecto más evidente es que la acupuntura consiste en estímulos físicos al cuerpo a través de agujas muy finas. Se han propuesto diversos mecanismos fisiológicos, siendo más prominentes cuando se aplica estimulación eléctrica a las agujas.

  1. La deformación mecánica de la piel libera adenosina, estimulando el receptor A1 (antinociceptivo)
  2. Liberación de opiodes endógenos, incluyendo beta- endorfina y met- encefalina que llevan a la activación de la sustancia gris periacueductal y el hipotálamo.
  3. Puede ocurrir estimulación del nervio vago con efectos anti-inflamatorios
  4. Modulación de receptores de neurotransmisores y regulación citoquinas a nivel de médula espinal
  5. Activación de áreas sensitivo motoras cerebrales y desactivación de áreas de la red límbico- paralímbico

En resumen el efecto fisiológico sería la liberación de neurotransmisores a nivel central y periférico. Esto explica que el efecto analgésico se puede inhibir con la naloxona un antagonista opioide.

El segundo componente que explica la eficacia de la acupuntura es su “toque terapéutico”. La persona debe acostarse, se le explica que se les está desbloqueando canales de energía, se le sugestiona a que se va sentir aliviado. Se establece un tipo de relación médico paciente.

Esto produce un estado de relajación, con lo que el componente afectivo del dolor disminuye. El paciente se siente cuidado, siente que están trabajando en su cuerpo. Y esto se desencadena también con la falsa acupuntura, aunque no exista aguja que penetre el cuerpo. Es el componente de placebo puro.

Evidencias de eficacia de acupuntura

Revisiones Sistemáticas Cochrane

Están caracterizadas por su alto valor metodológico y rigurosidad científica. En la recopilación de los numerosos estudios sobre diferentes síntomas y enfermedades, se ha dado importancia a la comparación entre acupuntura verdadera y acupuntura falsa.

Revisiones Cochrane sobre la acupuntura

Tema Comparación de acupuntura verdadera (a.v.) con acupuntura falsa (a.f.) Conclusión Referencia
Acupuntura para la prevención de la cefalea tensional
(Actualizado al 2016)
Reducción 50% frecuencia con la a.v. y de 43% con a.f. Puede ser útil añadir acupuntura al tratamiento usual. Linde K, Allais G, Brinkhaus B, Fei Y, Mehring M, Shin BC, Vickers A, White AR. Acupuncture for the prevention of índrom-type headache. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 4. Art. No.: CD007587. DOI:
10.1002/14651858.CD007587.pub2
Acupuntura para rehabilitación de ictus (Actualizado al 2016) No diferencia de cambios en función motora o calidad de vida entre la a.v. y la a.f. Insuficiente evidencia para recomendarlo en forma rutinaria para este uso Yang A, Wu HM, Tang JL, Xu L, Yang M, Liu GJ. Acupuncture for stroke rehabilitation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 8. Art. No.: CD004131. DOI: 10.1002/14651858.CD004131.pub3
Acupuntura para los “calores” de la menopausia
(Actualizado al 2013)
No diferencia en el control de síntomas entre el grupo de a.v. y la a.f Insuficiente evidencia para recomendarlo en este uso Dodin S, Blanchet C, Marc I, Ernst E, Wu T, Vaillancourt C, Paquette J, Maunsell E. Acupuncture for menopausal hot flushes. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 7. Art. No.: CD007410. DOI: 10.1002/14651858.CD007410.pub2.
Acupuntura para el tratamiento de los síntomas de la enfermedad renal crónica (Actualizado al 2009) No se estudió grupo control con a.f.

Evidencia de muy baja calidad y por lo tanto no puede recomendarse en este uso Kim KH, Lee MS, Kim TH, Kang JW, Choi TY, Lee JD. Acupuncture and related interventions for symptoms of chronic kidney disease. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 6. Art. No.: CD009440. DOI: 10.1002/14651858.CD009440.pub2.
Acupuntura para la parálisis de Bell (Actualizado al 2010) No se estudió grupo control con a.f.
No se puede asegurar eficacia por la baja calidad y alto riesgo de sesgo de los estudios. Chen N, Zhou M, He L, Zhou D, Li N. Acupuncture for Bell’s palsy. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 8. Art. No.: CD002914. DOI: 10.1002/14651858.CD002914.pub5.
Acupuntura para lumbalgia (Actualizado al 2003) No se estudió grupo control con a.f.
Insuficiente buena evidencia para recomendarlo en este uso Furlan AD, van Tulder MW, CherkinD, Tsukayama H, Lao L, Koes BW, Berman BM. Acupuncture and dry-needling for low back pain. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 1. Art. No.: CD001351. DOI: 10.1002/14651858.CD001351.pub2.
Acupuntura para la incontinencia urinaria
(Actualizado al 2013)
No se estudió grupo control con a.f.
Evidencia de muy baja calidad para recomendarlo en este uso Wang Y, Zhishun L, Peng W, Zhao J, Liu B. Acupuncture for stress urinary incontinence in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 7. Art. No.: CD009408. DOI: 10.1002/14651858.CD009408.pub2.
Acupuntura para inducción de la labor de parto (Actualizado al 2012) No diferencia en la necesidad de cesárea entre grupo de a.v. y a.f.
Evidencia de baja calidad y por lo tanto no puede recomendarse en este uso Smith CA, Crowther CA, Grant SJ. Acupuncture for induction of labour. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013,
Issue 8. Art. No.: CD002962. DOI: 10.1002/14651858.CD002962.pub3.
Acupuntura para el dolor de la endometriosis (Actualizado al 2011) No se estudió grupo control con a.f.
No se puede asegurar eficacia porque sólo se incluyó un estudio Zhu X, Hamilton KD, McNicol ED. Acupuncture for pain in endometriosis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011,
Issue 9. Art. No.: CD007864. DOI: 10.1002/14651858.CD007864.pub2..
Acupuntura para disminuir la progresión de miopía en niños y adolescentes (Actualizado al 2011) No se estudió grupo control con a.f.
Algunos niños reportaron dolor
Insuficiente buena evidencia para recomendarlo en este uso Furlan AD, van Tulder MW, CherkinD, Tsukayama H, Lao L, Koes BW, Berman BM. Acupuncture and dry-needling for low back pain. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 1. Art. No.: CD001351. DOI: 10.1002/14651858.CD001351.pub2.
Acupuntura para la cesación de fumado
(Actualizado al 2014)
La auriculopresura continua vrs control podría tener un beneficio a corto plazo. Evidencia con resultados inconsistentes como para recomendarlo como efectivo a mediano plazo White AR, Rampes H, Liu JP, Stead LF, Campbell J. Acupuncture and related interventions for smoking cessation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 1. Art. No.: CD000009. DOI: 10.1002/14651858.CD000009.pub4..
Acupuntura para dispepsia funcional (Actualizado al 2014) Mejoría de síntomas superior en el grupo de a.v. con respecto al grupo de la a.f.
Evidencia de baja calidad y por lo tanto no puede recomendarse en este uso Lan L, Zeng F, Liu GJ, Ying L, Wu X, Liu M, Liang FR. Acupuncture for functional índrome. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 10. Art. No.: CD008487. DOI: 10.1002/14651858.CD008487.pub2.
Acupuntura y electroacupuntura para el tratamiento de la Artritis Reumatoide (Actualizado al 2010) No diferencia en el control de síntomas entre el grupo de a.v. y la a.f Insuficiente buena evidencia para recomendarlo en este uso Casimiro L, Barnsley L, Brosseau L, Milne S, Welch V, Tugwell P, Wells GA. Acupuncture and electroacupuncture for the treatment of rheumatoid arthritis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 4. Art. No.: CD003788. DOI: 10.1002/14651858.CD003788.pub2.
Acupuntura para la epilepsia (Actualizado al 2011) No se estudió grupo control con a.f.

Insuficiente buena evidencia para recomendarlo en este uso Cheuk DKL, Wong V. Acupuncture for epilepsy.Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 5. Art.No.: CD005062.
DOI: 10.1002/14651858.CD005062.pub4..
Acupuntura para manejo agudo y rehabilitación de la lesión cerebral traumática (Actualizado al 2014) Mejoría de síntomas superior en el grupo de a.v. con respecto al grupo de la a.f.
Evidencia de baja calidad y por lo tanto no puede recomendarse en este uso Wong V, Cheuk DKL, Lee S, Chu V. Acupuncture for acute management and rehabilitation of traumatic brain injury.
Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 3. Art. No.: CD007700. DOI: 10.1002/14651858.CD007700.pub3.
Acupuntura para la fibromialgia (Actualizado al 2013) Moderada evidencia de 6 estudios que la a.v no fue más efectiva que la a.f. Hay evidencia baja a moderada calidad que la acupuntura puede mejorar el dolor y la rigidez a corto plazo Deare JC, Zheng Z, Xue CCL, Liu JP, Shang J, Scott SW, Littlejohn G. Acupuncture for treating índromegia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 5. Art. No.: CD007070. DOI: 10.1002/14651858.CD007070.pub2.
Acupuntura para el dolor por cáncer en adultos (Actualizado al 2015) En el dolor por cáncer de ovario la a.v no fue más efectiva que la a.f. Evidencia de baja calidad y por lo tanto no puede recomendarse en este uso Paley CA, Johnson MI, Tashani OA, Bagnall AM. Acupuncture for índro pain in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, Issue 10. Art. No.: CD007753. DOI: 10.1002/14651858.CD007753.pub3..
Acupuntura para el tratamiento de intestino irritable (Actualizado al 2012) No diferencia en el control de síntomas entre el grupo de a.v. y la a.f Insuficiente buena evidencia para recomendarlo en este uso Manheimer E, Cheng K, Wieland LS, Min LS, Shen X, Berman BM, Lao L. Acupuncture for treatment of irritable bowel índrome. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 5. Art. No.: CD005111. DOI: 10.1002/14651858.CD005111.p.
Acupuntura para el osteoartritis de articulaciones periféricas (Actualizado al 2010) En el dolor por cáncer de ovario la a.v no fue más efectiva que la a.f. Evidencia de baja calidad y por lo tanto no puede recomendarse en este uso Manheimer E, Cheng K, Linde K, Lao L, Yoo J, Wieland S, van der Windt DAWM, Berman BM, Bouter LM. Acupuncture for peripheral joint osteoarthritis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 1. Art. No.: CD001977. DOI:
10.1002/14651858.CD001977.pub2.

Efectos adversos de la acupuntura

Se considera generalmente segura cuando es aplicada por un practicante debidamente certificado. Sin embargo se han reportado los siguientes efectos adversos y complicaciones:

  • Infecciones virales y sobretodo bacterianas
  • Neumotórax
  • Lesiones de nervios periféricos
  • Lesiones vasculares
  • Síncope
  • Mareos
  • Equimosis en sitio de inserción
  • Muy raras. Hemorragia subaracnoidea, taponamiento cardiaco, lesión medular.

Como en otras terapias alternativas está el riesgo adicional de abandonar tratamientos médicos considerados efectivos u obviar condiciones peligrosas que requerirían valoración por especialistas

Conclusiones

  • Los acupuntos son localizaciones arbitrarias basadas en intuición de los antiguos creadores de la técnica que no se corresponden a áreas anatómicas específicas.
  • La estimulación con agujas sobre todo si se aplican pequeñas corrientes eléctricas produce efectos fisiológicos demostrables
  • Hay un gran componente de placebo en las sesiones de acupuntura como lo demuestra la comparación acupuntura verdadera versus- acupuntura falsa.
  • Podría considerarse útil como adyuvante en el manejo de condiciones dolorosas con un componente afectivo, sobre todo la cefalea tensional y fibromialgia.
  • En todo caso debería acudirse luego de un diagnóstico médico, a un profesional certificado que use agujas estériles descartables. Y no abandonar el tratamiento convencional.

Bibliografía

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK65714/

http://www.healthcentre.org.uk/acupuncture/sham-acupuncture.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Acupuncture

Howard H. Moffet, Sham Acupuncture May Be as Efficacious as True Acupuncture: A Systematic Review of Clinical Trials. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. March 2009, Vol. 15, No. 3: 213-216

Quiroz-González, Salvador et al. Acupuncture Points and Their Relationship with Multireceptive Fields of Neurons Journal of Acupuncture and Meridian Studies (2017), Volume 10 , Issue 2 , 81 – 89

Kim et al. What intrinsic factors influence responsiveness to acupuncture in pain?: a review of pre-clinical studies that used responder analysisBMC Complementary and Alternative Medicine (2017) 17:281 DOI 10.1186/s12906-017-1792-2

The role of touch in acupuncture treatment. Chae Y, Olausson H. Acupunct Med 2017;35:148–152. doi:10.1136/acupmed-2016-011178

Linde K, Allais G, Brinkhaus B, Fei Y, Mehring M, Shin BC, Vickers A, White AR. Acupuncture for the prevention of tension-type headache. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 4. Art. No.: CD007587. DOI:10.1002/14651858.CD007587.pub2

Yang A, Wu HM, Tang JL, Xu L, Yang M, Liu GJ. Acupuncture for stroke rehabilitation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 8. Art. No.: CD004131. DOI: 10.1002/14651858.CD004131.pub3

Dodin S, Blanchet C, Marc I, Ernst E, Wu T, Vaillancourt C, Paquette J, Maunsell E. Acupuncture for menopausal hot flushes. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 7. Art. No.: CD007410. DOI: 10.1002/14651858.CD007410.pub2.

Kim KH, Lee MS, Kim TH, Kang JW, Choi TY, Lee JD. Acupuncture and related interventions for symptoms of chronic kidney disease. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 6. Art. No.: CD009440. DOI: 10.1002/14651858.CD009440.pub2.

Chen N, Zhou M, He L, Zhou D, Li N. Acupuncture for Bell’s palsy. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 8. Art. No.: CD002914. DOI: 10.1002/14651858.CD002914.pub5.

Furlan AD, van Tulder MW, CherkinD, Tsukayama H, Lao L, Koes BW, Berman BM. Acupuncture and dry-needling for low back pain. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 1. Art. No.: CD001351. DOI: 10.1002/14651858.CD001351.pub2.

Wang Y, Zhishun L, Peng W, Zhao J, Liu B. Acupuncture for stress urinary incontinence in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 7. Art. No.: CD009408. DOI: 10.1002/14651858.CD009408.pub2.

Smith CA, Crowther CA, Grant SJ. Acupuncture for induction of labour. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 8. Art. No.: CD002962. DOI: 10.1002/14651858.CD002962.pub3.

Zhu X, Hamilton KD, McNicol ED. Acupuncture for pain in endometriosis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2011, Issue 9. Art. No.: CD007864. DOI: 10.1002/14651858.CD007864.pub2..

Furlan AD, van Tulder MW, CherkinD, Tsukayama H, Lao L, Koes BW, Berman BM. Acupuncture and dry-needling for low back pain. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 1. Art. No.: CD001351. DOI: 10.1002/14651858.CD001351.pub2.

White AR, Rampes H, Liu JP, Stead LF, Campbell J. Acupuncture and related interventions for smoking cessation. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 1. Art. No.: CD000009. DOI: 10.1002/14651858.CD000009.pub4.

Lan L, Zeng F, Liu GJ, Ying L, Wu X, Liu M, Liang FR. Acupuncture for functional dyspepsia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 10. Art. No.: CD008487. DOI: 10.1002/14651858.CD008487.pub2.

Casimiro L, Barnsley L, Brosseau L, Milne S, Welch V, Tugwell P, Wells GA. Acupuncture and electroacupuncture for the treatment of rheumatoid arthritis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2005, Issue 4. Art. No.: CD003788. DOI: 10.1002/14651858.CD003788.pub2.

Cheuk DKL, Wong V. Acupuncture for epilepsy.Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 5. Art.No.: CD005062. DOI: 10.1002/14651858.CD005062.pub4..

Wong V, Cheuk DKL, Lee S, Chu V. Acupuncture for acute management and rehabilitation of traumatic brain injury. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 3. Art. No.: CD007700. DOI: 10.1002/14651858.CD007700.pub3.

Deare JC, Zheng Z, Xue CCL, Liu JP, Shang J, Scott SW, Littlejohn G. Acupuncture for treating fibromyalgia. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 5. Art. No.: CD007070. DOI: 10.1002/14651858.CD007070.pub2.

Paley CA, Johnson MI, Tashani OA, Bagnall AM. Acupuncture for cancer pain in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, Issue 10. Art. No.: CD007753. DOI: 10.1002/14651858.CD007753.pub3.

Manheimer E, Cheng K, Wieland LS, Min LS, Shen X, Berman BM, Lao L. Acupuncture for treatment of irritable bowel syndrome. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 5. Art. No.: CD005111. DOI: 10.1002/14651858.CD005111.p.

Manheimer E, Cheng K, Linde K, Lao L, Yoo J, Wieland S, van der Windt DAWM, Berman BM, Bouter LM. Acupuncture for peripheral joint osteoarthritis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2010, Issue 1. Art. No.: CD001977. DOI: 10.1002/14651858.CD001977.pub2.

Los comentarios están cerrados.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑