¿Es posible desde una perspectiva secular, analizar los argumentos a favor y en contra de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo?

Según una encuesta realizada en el 2016, por el Centro de Investigaciones Políticas (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, un 45% apoyaba el matrimonio homosexual, un 49% lo rechazaba, y había un 6% de la población indecisa. El apoyo fue mayor entre jóvenes, personas con educación universitaria y del área metropolitana, y menor entre personas de mayor edad, zonas rurales y baja escolaridad.

Es por lo tanto un asunto controversial. Creo que, si se repite la encuesta al día de hoy, las opiniones seguirían estando igual de divididas. La razón principal es que se sigue rechazando la conducta homosexual por considerarse contrario a valores morales que se nos han inculcado en la niñez. Como sabemos, la principal fuente de moralidad en nuestro país es la religión católica y esta no aprueba las prácticas homosexuales.

El catecismo católico establece que los homosexuales “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza”, como lo ha reafirmado el Papa Francisco. Pero el catecismo dice también: “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados”, “no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual” y por tanto “no pueden recibir aprobación en ningún caso”.

Sin embargo, el estado costarricense, aun siendo católico como se declara en la constitución artículo 76 y a pesar que la iglesia está en desacuerdo con la práctica del homosexualismo, podría estar a pocos meses de la aprobación de leyes que permitan el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Por qué?

En lo que ha sido considerado un hito legal a favor del derecho de las minorías LGBT La Corte Interamericana de Derechos Humanos – que tiene sede en Costa Rica- dictó el 9 de enero del 2018 un fallo que dice “el Estado debe reconocer y garantizar todos los derechos que se deriven de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo de conformidad con lo establecido en los artículos 11.2 y 17.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos y en los términos establecidos en los párrafos a 200 a 218”.

Si sigue siendo un asunto controversial es porque existen opiniones divididas y estas deben fundamentarse en alguna argumentación o razones, en las que podemos incluir las objeciones religiosas.

Es pues este artículo una recopilación de los principales argumentos en contra y a favor de la legalización de que las personas del mismo sexo puedan unirse en una figura legal llamado matrimonio.

Como puede verse los argumentos en contra son con mucho más numerosos, pero también más fácilmente refutables. Los argumentos a favor son pocos, pero muy sólidos y de difícil refutación. Es por lo tanto mi objetivo es que usted, lector analice libre de prejuicios ambas posiciones.

Argumentos en contra del matrimonio homosexual

Argumento Elaboración Refutación
Aprobar el matrimonio homosexual es el principio de la degeneración de la sociedad Si se permite eso, luego se legalizará que puedan adoptar, luego la poligamia, el bestialismo y finalmente el matrimonio con objetos inanimados, con lo cual la sociedad será destruida Falacia de la pendiente resbaladiza. La aprobación del matrimonio homosexual no implica la concesión de otras hipotéticas solicitudes de legalización para prácticas moralmente debatibles. No hay evidencia que esto haya ocurrido en lugares que llevan años de aprobación del matrimonio homosexual
El matrimonio tiene un fin reproductivo Desde el punto de vista social el matrimonio heterosexual asegura la reproducción en el contexto de una familia. Si se aprueba el matrimonio homosexual entonces las tasas de nacimiento declinarían. ¿Deberíamos abolir el matrimonio entre personas infértiles natural o quirúrgicamente o entre los que deciden no tener hijos? ¿Debería prohibirse a las mujeres de más de 50 años casarse? Si se permite el matrimonio heterosexual sin descendencia con el argumento que es una minoría de casos, pues también el matrimonio homosexual es una minoría y debería permitirse. Si el “decrecimiento” de la población se vuelve un peligro, la razón sería la decisión de las parejas heterosexuales de tener menos de dos hijos (tasa de reposición).no la legalización del matrimonio homosexual.
Lesiona los roles tradicionales del matrimonio Si existe un matrimonio entre dos hombres o dos mujeres ¿cómo se determina quien asume el rol de esposa y cuál el rol de marido? Los roles “tradicionales” del matrimonio incluyen el papel del hombre proveedor –macho alfa- y la negación de oportunidades laborales y educativas a la mujer. Las sociedades modernas aspiran a una construcción igualitaria de roles y oportunidades, para lo cual definir quién es esposo o esposa es poco relevante.
Los niños necesitan crecer en una familia con padre y madre Si se aprueba el matrimonio homosexuales, abre la posibilidad que puedan adoptar legalmente , lo cual puede ser perjudicial para el sano desarrollo psicológico de un niño que necesitan un modelo masculino y femenino Que pueden crecer hijos mental y psicológicamente sanos sin el rol de un padre o una madre es un hecho demostrado en las familias monoparentales por divorcio o viudez.

Las investigaciones sugieren que la parentalidad homosexual es tan efectiva como la heterosexual en asegurar el bienestar psicológico infantil, aunque enfrentan retos particulares en la presente sociedad.

No se necesita la legalización del matrimonio homosexual, ya que la convivencia de homosexuales es permitida. En la mayoría de los países no es prohibido el homosexualismo Los beneficios legales del matrimonio que no ampara la simple convivencia son: beneficios médicos, derecho a propiedad y herencia, privilegios de comunicación marital y derecho a visita conyugal.
Está en contra del orden natural de las cosas Lo natural es la atracción entre hombre y mujer, porque es la antesala de la reproducción que permite la supervivencia de la especie. Es por lo tanto lo bueno. Lo no natural es necesariamente malo e indeseable 1) Hay numerosos ejemplos de relaciones homosexuales en la naturaleza. 2) ¿qué es exactamente natural y no natural en la vida moderna? ¿es el café de la mañana tan natural como la silla en la que te has sentado? 3) Es falaz asumir que si algo es natural es bueno, debido a los contra ejemplos: venenos naturales, parasitosis, desastres naturales y finalmente la muerte. 4) ¿no forman parte de la naturaleza las personas homosexuales?
La unión homosexual está en contra de lo que establecen la mayoría de las religiones. Debido a que los textos religiosos no avalan el matrimonio homosexual, una imposición legal de este tipo de alguna forma infringe los principios religiosos o la libertad de los que la practican. Las iglesias no deberían ser obligadas a efectuar matrimonios homosexuales. La aprobación del matrimonio igualitario no obliga a las personas religiosas a aceptar el homosexualismo. Cuando un estado reconoce las libertades o derechos de una persona, no puede basarse en doctrinas religiosas, sino en un razonamiento ético laico.

Las iglesias no estarán obligadas a celebrar matrimonios homosexuales

Legalizar el matrimonio homosexual no es el deseo de la mayoría. Aún no se ha demostrado en las encuestas nacionales que el matrimonio homosexual sea aceptado por la mayoría de la población Las encuestas coinciden en que cada generación que pasa apoyan más las leyes que eliminan discriminación contra las minorías, incluyendo reconocimiento del derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

De todas formas suponer que lo que piensa la mayoría es lo correcto es un argumento ad populum, es decir una falacia.

Se pueden reconocer los derechos de esta población utilizando la figura de la unión civil y no la de matrimonio El matrimonio debe continuar siendo la unión de dos personas con distinto sexo y potencial para la procreación. La convivencia legal de las personas del mismo sexo debería llamarse unión civil Si el reconocimiento de igualdad de derechos se basa en que ni la preferencia sexual ni la posibilidad de procreación son determinantes en la definición de matrimonio, llamarles distinto introduce un término que sólo denotaría una condición de inferioridad (no fundamentada) con respecto al “matrimonio verdadero”
Las uniones de personas del mismo sexo son inestables. La promiscuidad es mayor en la población homosexual y el vínculo es menos sólido al no haber hijos en común. La idea de la alta promiscuidad es un prejuicio no demostrado. De todas formas, la existencia de hijos no ha sido un obstáculo para el alto índice de divorcios en parejas heterosexuales.

Argumentos a favor

Argumento Elaboración Refutación
Igualdad Las leyes deberían beneficiar todas las personas, sin discriminar las minorías. Si un heterosexual tiene el derecho básico a que su unión civil, se reconozca como matrimonio, ¿por qué a las uniones de parejas homosexuales no? Podría dar pie a la legalización del incesto o al bestialismo. (Contra-refutación: es un ejemplo de falacia de pendiente resbaladiza).
La libre elección de pareja es un derecho humano básico Escoger una pareja libremente es un derecho que por extensión se extiende a todos los humanos. Los derechos humanos podrían estar limitados por barreras morales, p ej incesto o bestialismo. (Contra- refutación: el homosexualismo es una preferencia sexual y afectiva que es moralmente neutral, siempre que sea consensuado entre dos adultos)
“Derecho” a la felicidad Escoger una pareja del género hacia el que se está atraído proporcionaría una mejor vida afectiva y sexual Ninguna refutación, ya que es una valoración subjetiva.
Tiene los mismo beneficio a la sociedad que matrimonios del sexo opuesto Debido a que el matrimonio permite el apoyo emocional y financiero que beneficia a las personas y por ende a la sociedad Beneficia menos la sociedad por la incertidumbre del efecto sobre la crianza de los niños y ausencia de posibilidad reproductiva natural. ( No hay contra- refutación)

Los argumentos a favor son sencillos pero poderosos. Aún no encontrado nada más elocuente que este párrafo en el comunicado de la CIDH:

“El Tribunal entendió que del principio de la dignidad humana deriva la plena autonomía de la persona para escoger con quién quiere sostener un vínculo permanente y marital, sea natural (unión de hecho) o solemne (matrimonio). Observó la Corte que esta elección libre y autónoma forma parte de la dignidad de cada persona y es intrínseca a los aspectos más íntimos y relevantes de su identidad y proyecto de vida. Añadió que siempre y cuando exista la voluntad de relacionarse de manera permanente y conformar una familia, existe un vínculo que merece igualdad de derechos y protección sin importar la orientación sexual de sus contrayentes. El Tribunal sostuvo que al afirmar esto, no se encontraba restando valor a la institución del matrimonio, sino por el contrario, lo estimaba necesario para reconocerle igual dignidad a personas que pertenecen a un grupo humano que ha sido históricamente oprimido y discriminado.”

Epílogo.

Presentado los argumentos y refutaciones en uno y otro sentido, confío en que el lector tendrá suficiente criterio para decidir si su opinión personal se mantiene a favor u opuesta a esta decisión. Somos y seguiremos siendo libres de tener una opinión basada en creencias o prejuicios o idealmente en razonamientos éticos.

Es perfectamente posible que la opiniones o actitudes personales hacia la población homosexual no cambien por una decisión legal, lo que si se ha demostrado es que la aceptación social –base de un comportamiento no discriminatorio- sí cambian, rumbo a una mejor convivencia entre los grupos de personas que integran nuestra sociedad.

2 comentarios sobre “¿Es posible desde una perspectiva secular, analizar los argumentos a favor y en contra de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo?

Agrega el tuyo

  1. No sabía del estudio del CIEP, y me sorprende mucho que casi el 50% esté a favor del matrimonio igualitario. El problema es que el tema difícilmente es tratado “racionalmente”, o se usa el argumento del plano inclinado para llevar la lucha a valores más universales.

    Yo tengo dos inquietudes que parecen haber pasado mayormente inadvertidas:

    1. Por qué este fallo de la CIDH ha causado tal revuelo, incluso cuestionando jurídicamente su jurisdicción o alcances, mientras que el de fertilización in vitro pasó prácticamente inadvertido?
    La posición de la Iglesia Católica es inflexible en cuanto a cualquier tipo de inseminación artificial, y en el caso del in vitro, todavía más pues constituye fuente de abortos (desde su punto de vista). Ver : https://infovaticana.com/2015/02/21/la-inseminacion-artificial/

    2. Desde un punto de vista religioso, el matrimonio civil no debería tener ninguna validez. Igual vive “en pecado” una pareja heterosexual o del mismo sexo. Entonces, por qué “defender” tan visceralmente una “institución” que en realidad es “pecaminosa”?

    1. Efectivamente, el pronunciamiento sobre la reproducción asistida que fue aprobado como ley también es incompatible con la doctrina católica. Así que tus inquietudes – muy válidas – deberían ser respondidas por representantes de la iglesia. Gracias por comentar. Saludos

Deja un comentario

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑